¿Ha llegado el desafío generacional a las escuelas de negocios de América Latina?

¿Ha llegado el desafío generacional a las escuelas de negocios de América Latina?

¿Ha llegado el desafío generacional a las escuelas de negocios de América Latina?

Ningún comentario en ¿Ha llegado el desafío generacional a las escuelas de negocios de América Latina?

Por: Rodolfo Q. Rivarola, Decano de IAE Business School – Argentina. Hace varios años que nos enfrentamos al desafío generacional. Desde los participantes de programas ejecutivos que nos preguntan: ¿qué hago con éstos jóvenes que no se comprometen?, pasando por los directores de RRHH que no saben cómo lograr el engagement de los más jóvenes, hasta los dueños que monitorean a estos nuevos clientes y a su fuerza laboral con profunda incertidumbre. El cambio en la disrupción tecnológica como la globalización cultural han generado un gran cambio en las personas y con ellas en el mundo empresarial. Pero no solo a nivel de las expectativas en los vínculos laborales, sino también en el modo de interactuar entre las personas. Es un cambio que privilegia la colaboración por sobre la competencia, donde hay una priorización del disfrute de corto plazo versus el logro de largo plazo, con una visión diferente respecto a lo que se considera compromiso.

Mientras las empresas han ido generando respuestas a estos desafíos generacionales: ¿qué ha pasado en las escuelas de negocio? Hoy se puede leer en múltiples libros cómo visualizar en muchas TED talks que la educación es de las instituciones que llegan más tarde a los cambios, a las que más les cuesta aggiornarse y adaptarse a lo que es moneda corriente en otros sectores. ¿Qué ocurre en las escuelas de negocio? ¿Sucederá lo mismo que en los colegios para niños y jóvenes?

Hoy la modernización se manifiesta explícita de la mano de la tecnología, desde la robótica hasta las redes sociales. En las escuelas surge la pregunta sobre la metodología y los contenidos. ¿Se podrá aprender mejor a través de los MOOCs? ¿Cómo tener una educación transformadora si la distracción está vigente en todo momento? ¿Será posible enseñar a hacer dinero y repartirlo entre tantos stake-holders en esta era de la colaboración? ¿Hasta dónde será posible modificar los claustros de profesores para que estén a la altura de los cambios que vivimos? ¿Cómo lograr ir por delante, influyendo en el derrotero que pretendemos como formadores?

Para abordar estos problemas es indispensable poder exponernos a los mismos en vez de negarlos. Esto requerirá de una madurez institucional que esté a la altura de los desafíos. Las escuelas de negocios se enfrentan a desafíos novedosos y variados, lo cual genera mucha incertidumbre y potenciales conflictos respecto a la propia identidad. Los profesores se preguntan sobre el valor de su trayectoria, no solo relativa a la importancia que les dan las escuelas sino a la influencia que puedan tener con sus alumnos.

Sin saber hacia dónde nos dirigiremos, cada escuela deberá enfrentar las preguntas claves: ¿qué sostener como identidad? ¿de qué manera aplicarlo ante esta nueva realidad? ¿qué dejar ir pues ha quedado obsoleto? ¿qué incorporar al ADN institucional? Para poder responder estas preguntas, será importante traer datos transparentes de nuestros stake-holders, participar al faculty de proyectos exploratorios que generen aprendizaje y mostrar la convicción de que es necesario encontrar nuevos medios y abordajes para los desafíos actuales, sin perder la identidad originaria.

Rodolfo Q. Rivarola

Decano de IAE Business School
Universidad Austral
Argentina

Related Posts

Back to Top