Directivos para el siglo XXI

Directivos para el siglo XXI

Directivos para el siglo XXI

Ningún comentario en Directivos para el siglo XXI

Cómo formar empresarios globales para el mundo contemporáneo

El mundo globalizado requiere de directivos capaces de reinventarse para dominar el nuevo escenario empresarial; a la par, las escuelas de dirección y negocios tienen el reto de acompañar a estos directivos brindándoles un enfoque global e innovador.

Por: Rafael Gómez Nava, Phd. | Director General del IPADE Business School

Todo indica que el efecto que produce un mundo interconectado, es que los retos empresariales se vuelvan de carácter global. Ello exige el desarrollo de empresas con modelos de competitividad más eficientes que favorezcan las condiciones de empleo en un entorno donde las habilidades digitales ya no sólo son opcionales, son necesarias.

En este sentido, apremia la reflexión en torno a la orientación de las escuelas de negocio para desarrollar habilidades globales en hombres y mujeres de empresa que integren la capacidad de entretejer relaciones de amistad y colaboración en diferentes entornos. Así mismo, desenvolverse como individuos capaces de ser ciudadanos del mundo, que contribuya al desarrollo de su comunidad con su inteligencia, tiempo y riqueza.

Sin embargo, alcanzar este enfoque global precisa analizar con detenimiento ciertas implicaciones. De entrada, es importante resaltar por qué la visión ha pasado de ser internacional a global, conceptos que aunque fáciles de confundir, no significan lo mismo. La internacionalización conserva fronteras y la globalización las desaparece. Entonces, en el caso de la empresa, un enfoque global promueve la inmersión en ambientes de negocio no sólo de diversos países, sino culturas de trabajo, con el fin de expandir ‒ahora sí‒ una visión internacional.

Modelo innovador

directivos_02

La migración al trabajo colaborativo, por ejemplo, es un acción propia de una cultura laboral que persigue la capacidad de trabajar con el resto del mundo, sin limitaciones geográficas ni de huso horario. ¿Cómo plantear un modelo innovador que permita atender la realidad de la empresa en su comunidad y, al mismo tiempo, responda a las exigencias del mundo?

 Ofrecer el desarrollo de habilidades de trabajo internacional para la gestión de la alta dirección de hoy, implica proyectar a las escuelas de negocio para desarrollar nuevas investigaciones, y más rápido. Las redes de colaboración son clave para combatir la velocidad con la que avanza la obsolescencia del conocimiento, pues el ritmo de adaptación y de estudio de un claustro académico se ve muchas veces superado por el de la realidad tan cambiante.

Por otro lado, las acreditaciones en las escuelas de negocio han ido cobrando cada vez más importancia. Si bien contar con este “sello de calidad” no es obligatorio, sí otorga un reconocimiento público que favorece la percepción de cierto estándar de calidad y la legitimidad de la escuela. Sólo tener la disposición de reunir los requisitos es ya un reflejo del interés por ofrecer relevancia internacional al empresario, para ser más responsables y globalmente eficientes.

Innovación e identidad

En este sentido, reinventarse es un mandato, siempre y cuando consiga que la iniciativa sea valiosa y no descuide la identidad de la institución. Innovar en la oferta académica, replantearse si la estructura debería migrar a un trabajo más interdisciplinario que promueva la conformación de una currícula más flexible, para formar empresarios capaces de desenvolverse en ámbitos más globales.

Es preciso buscar innovar ‒no necesariamente revolucionar‒, afirmar y adaptarse con identidad y, en combinación con estas fuerzas, priorizar la centralidad de la persona. Es luchar por un modelo que se oriente al bien común, no al particular, porque una escuela de negocios atiende las necesidades de la comunidad empresarial; fortalece al empresario, a sus empresas y a la sociedad.

Es desde el vértice de la organización donde se pueden diseminar los cambios más importantes que determinan el futuro de las empresas y de la región.

 

 

Related Posts

Back to Top